Eclipse Lunar Anular – Julio 2020

 In AstroNota

Cerrando la temporada de eclipses de la primera mitad del año, el 5 de julio se producirá un Eclipse Lunar Anular a los 13º del eje Cáncer/Capricornio. O sea, el Sol desde el signo de Cáncer, el cual está transitando actualmente, se enfrentará con la Luna en el signo de Capricornio.
Todos los meses, en el momento de la Luna Llena, Luna y Sol se miran, reflejando ella la máxima cantidad de luz solar; pero solamente en 2 momentos del año una Luna Llena puede ser Eclipse de Luna. Esos momentos dependen del eje zodiacal en que estén ocurriendo los eclipses. Este año serán en junio/julio y en noviembre/diciembre.
Un Eclipse de Luna ocurre cuando ella se oculta a nuestra vista, debido a la interposición de la Tierra, impidiendo de esa manera que la Luna puede reflejar la luz solar. Para ello, Luna, Tierra y Sol deben estar alineados en un mismo plano y las órbitas de la Luna y el Sol coincidiendo en un punto, para que pueda ocurrir el ocultamiento.

En este momento, el Camino del Sol y el Camino de la Luna se encuentran, y para reflexionar sobre su significado, recordemos primero que el Sol es para la Astrología, el significador de nuestra identidad consciente y singular, allí donde nos centramos y reconocemos. Por otro lado la Luna se relaciona con nuestra emocionalidad, nuestra plasticidad y receptividad. Así como lo solar tiene como atributo la intuición creadora, lo lunar es una inteligencia que se repite a sí misma, sin variantes. En el momento de la Luna Llena, la relación entre ambos es máxima y absoluta, la luz solar es reflejada en su totalidad por la Luna, manifestándose ambos polos fluidamente sin preponderancia de uno de ellos. Es el momento de mayor visibilidad en todo el ciclo lunar, muchas veces relacionado a hechizos, ilusiones o exaltación de lo emocional.
Si la Luna es eclipsada en este momento, se oscurece nuestro polo menos consciente, más receptivo e intuitivo, y podemos sentir que estamos andando a tientas en el ámbito que simboliza el signo en que se encuentra.

Este eclipse ocurrirá la madrugada del domingo 5 de julio a las 4.45 hs GMT, 1, 45 hs de Argentina; será visible en la mayor parte del continente americano y África occidental. No es un eclipse total sino penumbral, y no tiene planetas o aspectos asociados. Mercurio, Júpiter, Saturno, Neptuno y Plutón están retrógrados; Júpiter y Plutón se unieron en el cielo el día 30 de junio. Salvo Neptuno en su regencia, el resto de los retrógrados se encuentran también en el mismo eje zodiacal del eclipse.

Veinte horas más tarde, la Luna contacta con Júpiter y Plutón, y al día siguiente con Saturno.
Este cielo nos encuentra en una situación de quietud impuesta, proclive a la reflexión acerca de nuestros actos, especialmente desde el punto de vista social y espiritual, preguntándonos acerca de las estructuras imperantes y si están vitales u obsoletas. Hay alguna estructura o situación en nuestras vidas que ya esté caducando y que debamos dejar atrás? Somos seres autónomos y autoválidos en pos de nuestras metas o estamos emocionalmente aferrados a costumbres, patrones, lealtades y miedos clánicos? Hay algún ámbito de nuestra vida que nos está reclamando madurar? Abandonar nidos confortables? El autosostén emocional que implica la Luna en Capricornio está comprometido por el eclipse, y pueden aparecer sentimientos de melancolía o intensa necesidad de contacto afectivo, familiar y social. Estamos obligadamente habitando nuestro nido, cómo nos sentimos en él?

Puede ser una época para cerrar y dejar atrás asuntos que no hayan ocupado en estos últimos 18 meses, desde noviembre de 2018. No son asuntos nuevos sino ciclos a cerrar; especialmente con vínculos afectivos o áreas laborales a los que pudiéramos estar muy apegados. A nivel mundial, puede ser una época de cuestionamiento de nacionalismos y fronteras.

Los efectos del Eclipse no son similares en cada una de las personas, dependiendo del área de la carta natal donde se encuentran en cada caso los 13º de Cáncer y de Capricornio, y si contactan con algún planeta natal. Puede ser que sólo se perciba como un clima general o por el contrario, traiga sensaciones o eventos directamente relacionados con el mismo. Es aconsejable tomar una actitud receptiva y no tomar grandes decisiones o realizar excesos de ningún tipo. Sí es favorable para meditar, comer livianamente y tomar abundantes líquidos.
Un eclipse no implica necesariamente una situación funesta; sí marca un área vital a focalizar y considerar. Sus efectos duran hasta el próximo eclipse de Luna, que será el 30 de noviembre.

María Rosa De Luca. Astróloga. Docente en Centro Urania

Recent Posts

Leave a Comment