Una reflexión Astrológica: el cielo de Abril

 In AstroNota

El mes pasado dimos comienzo al nuevo año astrológico con el ingreso del Sol en Aries,  Marte (señor de Aries) transitando el signo del movimiento más lento: Tauro; y Mercurio, el gran ágil y volador Mercurio, se encontraba retrógrado transitando el último signo del Zodíaco, Piscis, junto con Venus y Neptuno. Piscis y Tauro, dos energías femeninas parecían traer toda una sensación de encontrarnos en un tiempo lento y pesado; cuando por otro lado El Sol abría con potencia este nuevo gran ciclo. Esto trajo la sensación escuchada en más de una ocasión de “Estoy cansado/a como si fuera fin de año”,

Abril, ya vislumbra otro movimiento. Los planetas personales de a poco recuperan su agilidad; Marte acaba de ingresar en Géminis, y Mercurio ya se encuentra directo.

Marte durante el tiempo en que el Sol recorra Aries, se vuelve protagonista, ya que su morada está siendo activada por el Astro Rey. Ahora, al encontrarse en Géminis parece reactivarse nuestro movimiento y capacidad de desempeño a un  nivel más físico, como así también una aceleración en los procesos mentales. Pero atención!, que Mercurio aún se encuentra exiliado en Piscis dejando la conjunción con Neptuno, asique tratemos de no buscar pensar o darle tantas vueltas a aquellos asuntos que ocupen nuestra mente, porque podemos terminar enmarañados y mas confusos de lo que estábamos.

Mercurio en esta posición nos permite conectar con aquel lado de nuestra mente más intuitiva y artística, y Marte la posibilidad de realizar aquellos movimientos que permitan expresarlo.

El día 05, la diosa de la noche, la Luna, se encontrará con en Sol, dando inicio al nuevo Ciclo de Luna, Luna Nueva en 15° Aries. Un golpe brusco de movimiento que sacudió y nos obligó a despertarnos, con la clara intención de manifestarnos en este nuevo ciclo que comenzamos a transitar.

Así mismo, Plutón se ha posicionado junto al Nodo Sur en el grado 23 de Capricornio. A diferencia de los planetas rápidos, los lentos van marcando procesos en nuestra evolución tanto individual como colectiva, y esta conjunción deja en evidencia la clara etapa de disolución, crisis y transformación de todos aquellos patrones y estructuras establecidas que nos han brindado durante mucho tiempo una seguridad y estabilidad, y que ahora deben ser recicladas.

Plutón no era precisamente conocido por ser  un dios bondadoso y luminoso, pero si era para él de gran importancia que se respete el ciclo natural de vida-muerte; ya que la muerte mantenía el justo equilibrio de todo en el Cosmos. Junto con Saturno, marcan los finales, aquellos necesarios para que se mantenga el Orden en el Universo. Ambos planetas se pondrán retrógrados hacia finales de mes (Plutón el 24/04 y Saturno el 30/04).

Otro que entrará en zona de retrogradación será Júpiter. Luego de haber avanzado casi 25° por su morada, Sagitario, comenzará a volver sobre sus pasos el día 10/04, y lo continuará haciendo hasta el 11/08, día en que recobra su marcha hacia adelante. Durante este tiempo se debe comenzar a integrar la función de Júpiter a la consciencia. Tiempo de evaluar las propias aspiraciones y el apremio por obtener más del mundo externo. Conectarse con nuestro propósito. Las actividades excesivas iniciadas durante la etapa pre-retrógrada deberán ser ahora confrontadas. Cada oportunidad encontrada en el mundo externo debe ser ahora internalizada y asimilada antes de que otra aparezca. Tiempo de cultivar la sabiduría. Buscar más allá de las creencias sociales instauradas para encontrar la propia verdad, que es el propósito que tiene Júpiter este año al transitar Sagitario.

Al regresar sobre sus pasos, volverá a encontrarse en cuadratura con Neptuno. La caída de aquellas ilusiones o ideas que surgieron sin tener correspondencia con lo que la realidad estaba mostrando.

El día 19 se dará la Luna Llena en el grado 29 Libra-Aries. La sombra que el otro me muestra no es más que la fuerza de los miedos arraigados que amenazan mi ego; que guarda ese otro elemento sagrado necesario para mi verdadero crecimiento.

El día 20 el Sol ingresará en Tauro, al igual que lo hará Venus, su regente, pero en el signo de Aries. Una combinación de fuego-tierra que traerá una cuota de intensidad a este mes, activando nuestros deseos, llamando al cuerpo. Hacia finales de mes entramos en el segundo signo, y todo comienza a tomar forma. Tauro es una época del ciclo aprovechable para reconectar con nuestro cuerpo, activando nuestros sentidos sensoriales buscando ir cambiando aquella manera de acercarnos corpóreamente al mundo que habitamos y a todo lo que nos rodea.

 

Que tengas un muy lindo mes iluminado por los Dioses del Cielo.

Romina Reale. Astróloga. Docente y coordinadora de Centro Urania

 

Recent Posts

Leave a Comment